¿Cómo preparar la piel antes del maquillaje?

Actualizado: 23 sept 2021

El secreto para que la piel se vea perfecta es prepararla adecuadamente antes de maquillarla. Una buena limpieza, tonificación e hidratación son los pasos más básicos que nunca deberían faltar, pero hay mucho más.

A mis alumnas siempre les comparto que para que un maquillaje se vea absolutamente impecable es fundamental partir de una buena base. No me refiero a una buena base de maquillaje, sino a una piel bien cuidada, sana y correctamente preparada para ello, todo con la finalidad de que el maquillaje luzca tal y como lo imaginas, además de garantizar una mayor duración. Ese debería ser siempre el punto de partida de cualquier look. Aunque te compres la base de maquillaje High End o “la mejor reseñada”, no va a funcionar si no existe una buena preparación. Hacer esta rutina te ayudará a sacarle el máximo partido.


1. Limpieza profunda Lo primero es comenzar con una limpieza profunda. Actualmente podemos encontrar una gran variedad de productos para lograr una buena limpieza (aceites limpiadores, productos bifásicos, geles, etc.) pero si pensamos maquillarnos después, lo ideal será optar por productos que eviten irritar la piel lo menos posible. Evitar los limpiadores exfoliantes o la microdermoabrasión si vamos a maquillarnos después. Es preferible utilizar geles, aceites o incluso sólo agua micelar.

2. Tónico Aplicar tónico es un paso fundamental. Sus funciones principales son minimizar el aspecto de los poros, restablecer el pH de la piel, aportar equilibrio y refrescarla. Su aplicación sobre la piel activa la circulación y hace que la piel esté mucho más receptiva y preparada para recibir la dosis de hidratación que viene a continuación en la rutina de cuidado. Existen diferentes tónicos para cada tipo de piel, pero yo recomiendo utilizar tónicos sin alcohol y si son para pieles sensibles mejor.


3. Hidratación Acto seguido procederemos a preparar la piel tomando en cuenta las necesidades específicas de cada una. Lo más básico sería aplicar una crema hidratante adaptada a nuestro tipo de piel y si lo deseamos, podemos complementar con un serum y que nos ayudaría a reforzar su preparación. Lo importante es hidratar la piel: si no lo hacemos correctamente cuando apliquemos los productos de maquillaje, nuestro rostro intentará “beber” de esa hidratación. Y así es como nuestros maquillajes luego se descomponen con el paso de las horas.

Una buena limpieza, tonificación e hidratación son los pasos más básicos que nunca deberían faltar...

4. Crema de ojos Llega el momento de una de las zonas más importantes, el contorno de ojos. Porque al contrario de lo que mucha gente sigue creyendo, para tratar esta zona es 100% recomendable utilizar un producto específicamente diseñado para ella, ya que recordemos que la piel del contorno de ojos es muchísimo más delgada que la del resto de nuestra piel. Es indispensable hidratarla por completo y activar la circulación sanguínea en esta área. Además, la zona de ojos está sujeta a mucho movimiento debido a la gesticulación, por lo que sí está mal hidratada, con toda seguridad el maquillaje terminará creando pequeñas líneas.

5. Primer o prebase No importa cuanto make up uses, qué actividades realices a lo largo del día, o si prefieres una base en polvo a una líquida, el primer hará que tu maquillaje dure más. Y es que la aplicación de este tipo de productos es totalmente opcional, normalmente depende del resultado que se espere conseguir, pero no cabe duda que ayuda a que mejores la apariencia de tu maquillaje al instante. Podemos encontrar un sin número de opciones de primers, tanto para disminuir la apariencia de los poros, como para controlar el brillo, o unificar nuestro tono de la piel si estoy intentando crear un maquillaje muy duradero.


Checa la nueva edición Online: https://bit.ly/2Yyh4VH



26 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo